Ctra. Valencia, 60 bajo. Motilla del Palancar (Cuenca) - España
Español Inglés
Portada > Blog

El ajo negro, ¿un aliado contra el colesterol?

https://www.nutrimea.com/

El ajo fresco es conocido desde la antigüedad por sus múltiples beneficios (dolores, problemas de la piel, problemas digestivos y respiratorios, etc.). Hoy sabemos que el ajo negro tiene propiedades que pueden tener un efecto beneficioso sobre el colesterol.

¿En qué datos científicos se basan estas propiedades?

¿Qué es el ajo negro? 

El ajo a través de la historia. 

Originario de Asia Central (Kazajistán, Tayikistán, Xinjiang, etc.), el ajo se utiliza desde hace 5.000 años y se encuentra en la receta más antigua de Mesopotamia.

El ajo se cultivó ampliamente en Egipto alrededor del año 3750 a.C. y se sabe que el ajo fresco tiene beneficios para la salud desde la antigüedad:

  • Un papiro egipcio menciona el ajo 22 veces para tratar diversas enfermedades,
  • Los griegos y los romanos creían que era un tónico y se lo daban a los soldados en campaña,
  • Los atletas griegos consumían grandes cantidades de ajo por su poder fortificante (las propiedades vasodilatadoras y broncodilatadoras del ajo son, en efecto, de evidente interés para mejorar el rendimiento deportivo),…

Varios compuestos presentes en el ajo, en particular los compuestos azufrados como la S-alil-cisteína, podrían ser responsables de sus efectos beneficiosos, entre ellos una acción positiva sobre los desequilibrios lipídicos plasmáticos(1).

Ajo negro envejecido 

El ajo negro no es una variedad de ajo, sino un preparado de ajo cuya receta se desarrolló en Japón en la década de 2000; los dientes de ajo se dejan fermentar de 15 a 20 días en un lugar cerrado, cálido (entre 60 y 80°C) y húmedo (70 a 90% de humedad).

A continuación, el ajo sufre una lenta reacción química (reacción de Maillard) que da a los dientes de ajo un color negro carbón y cambia muchos de sus compuestos.

En comparación con el ajo crudo, la concentración de S-alil-cisteína es mayor en el ajo negro, cuya fermentación también produce S-alil-mercaptocisteína; se ha demostrado que estos dos compuestos aumentan los niveles de antioxidantes, impiden la agregación plaquetaria y refuerzan la actividad antiaterogénica (lucha contra el depósito de colesterol en las arterias) al actuar sobre la distribución entre el colesterol «bueno» y el «malo» en la sangre(2).

El colesterol 

¿Qué son el colesterol «bueno» y el «malo»?

El colesterol es una sustancia lipídica esencial para el cuerpo humano porque participa en la arquitectura de nuestras células y es la base de muchas moléculas esenciales como las hormonas.

Sin embargo, su exceso puede ser perjudicial, sobre todo para el sistema cardiovascular.

Cuando hablamos de colesterol «bueno» y «malo», nos referimos a las proteínas a las que debe unirse el colesterol para circular por la sangre y no al colesterol que se encuentra en los alimentos.

Los dos principales transportadores de colesterol en la sangre son ;

  • Lipoproteína de baja densidad (LDL), cuyo componente proteico es la apolipoproteína B;
  • Lipoproteína de alta densidad (HDL) cuyo componente proteico es la apolipoproteína A1.

Pero, ¿cuál es la diferencia entre el HDL-Colesterol y el LDL-Colesterol?

La función de las LDL es transportar el colesterol en el torrente sanguíneo y llevarlo por el cuerpo hasta nuestras células, donde se utiliza.

Cuando la cantidad de colesterol LDL es demasiado elevada, puede adherirse a las paredes de las arterias, dando lugar a la formación de una placa aterosclerótica que puede obstruir la arteria.

Así, los niveles elevados de colesterol LDL aumentan el riesgo de enfermedad coronaria y, por tanto, de infarto de miocardio; el colesterol LDL se denomina colesterol «malo».

El colesterol HDL, en cambio, tiene la capacidad de capturar el exceso de colesterol y transportarlo al hígado para su eliminación; el colesterol HDL es el colesterol «bueno».

Las personas con un colesterol LDL alto (colesterol «malo») y/o un colesterol HDL bajo (colesterol «bueno») tienen un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad coronaria.

Para predecir los riesgos cardiovasculares asociados a un exceso de colesterol en la sangre (hipercolesterolemia), es útil medir la relación entre la apolipoproteína B (colesterol «malo») de las LDL y la apolipoproteína A1 (colesterol «bueno») de las HDL, que se considera un marcador de estos riesgos: cuanto menor sea la relación, menor será el riesgo.

La eficacia del ajo negro sobre el colesterol a través de estudios clínicos

Un metaanálisis(3) publicado en 2013 en la revista Nutrition Reviews recopiló y analizó los resultados de 39 estudios clínicos que investigaron el efecto del ajo en los niveles de colesterol total, colesterol LDL, colesterol HDL y triglicéridos.

Los resultados de este meta-análisis sugieren que el ajo es eficaz para reducir los niveles de colesterol total y de colesterol LDL (colesterol «malo»), especialmente cuando se utiliza durante más de 2 meses en personas con niveles de colesterol total ligeramente elevados; los niveles de colesterol HDL (colesterol «bueno») aumentaron ligeramente.

Además, el análisis por tipo de preparado de ajo mostró que la disminución del colesterol en sangre (efecto reductor del colesterol) era mayor en el caso del ajo negro envejecido que en el del ajo en polvo o el aceite de ajo.

Los autores concluyen que los suplementos de ajo podrían considerarse una opción complementaria a los fármacos convencionales para reducir el colesterol en pacientes con hipercolesterolemia leve.

Un estudio clínico(4), cuyos resultados se publicaron en 2014 en la revista «Nutrition», investigó específicamente las propiedades reductoras del colesterol del ajo negro envejecido en pacientes con niveles de colesterol ligeramente elevados.

Este estudio aleatorio se realizó a doble ciego, comparando la eficacia del ajo negro envejecido con la de un placebo (compuesto inactivo): el tratamiento se asignó, pues, de forma aleatoria, sin que el médico ni el paciente supieran qué tratamiento estaba recibiendo (ajo negro envejecido o placebo).

En este estudio se incluyeron 60 voluntarios de ambos sexos, a los que se asignó aleatoriamente el preparado de ajo negro envejecido o el placebo, que tomaron durante 12 semanas.

En el momento de la inclusión en el estudio, la edad media de estos voluntarios era de 50 años, tenían una hipercolesterolemia leve y no tomaban ninguna medicación para reducir sus niveles de colesterol (estos medicamentos también estaban prohibidos durante el estudio).

Tras 12 semanas de suplementación, se observaron diferencias estadísticamente significativas a favor del grupo del ajo negro envejecido en comparación con el placebo con respecto al colesterol «malo») con descensos en :

  • LDL-Colesterol ;
  • Apolipoproteína B.

La medición del colesterol total no fue significativamente diferente entre los dos grupos, aunque el colesterol total mostró una tendencia a la baja en el grupo del ajo negro envejecido.

Por otra parte, no hubo diferencias estadísticamente significativas entre el ajo negro envejecido y el placebo con respecto a los marcadores del colesterol «bueno», aunque en el caso de los pacientes que recibieron ajo negro envejecido, los niveles de apolipoproteína A1 disminuyeron significativamente entre el principio y el final del estudio.

En total, la relación entre la apolipoproteína B y la apolipoproteína A1, (colesterol «malo» y colesterol «bueno»), disminuyó significativamente durante el estudio en los pacientes que recibieron ajo negro envejecido en comparación con los que recibieron placebo, lo que sugiere una disminución del riesgo cardiovascular en los pacientes que recibieron ajo negro envejecido.

Es la primera vez que un estudio demuestra los efectos beneficiosos del ajo negro envejecido sobre los parámetros implicados en la formación de la placa aterosclerótica y sobre un marcador de riesgo cardiovascular.

(1) Effects of acute and subacute garlic supplement administration on serum total antioxidant capacity and lipid parameters in healthy volunteers Koseoglu M, Isleten F, Atay A, Kaplan YC:. Phytotherapy Research 2010; 24:374-378.https://doi.org/10.1002/ptr.2953

(2) Intake of garlic and its bioactive components. Amagase H, Petesch BL, Matsuura H, Kasuga S, Itakura Y Journal of Nutrition 2001; 131:955S-962S. doi: 10.1093/jn/131.3.955S.

(3) Effect of garlic on serum lipids: an updated meta-analysis Karin Ried, Catherine Toben, and Peter Fakler Nutrition Reviews® Vol. 71(5):282–299 doi:10.1111/nure.12012 

(4) Reduction of blood lipid parameters by a 12-wk supplementation of aged black garlic: a randomized controlled trial. Jung ES, Park SH, Choi EK, Ryu BH, Park BH, Kim DS, Kim YG, Chae SW. Nutrition. 2014 Sep;30(9):1034-9. doi: 10.1016/j.nut.2014.02.014. Epub 2014 Mar 12.

Etiquetas
Deja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.
Arriba Opinión Volver Atrás

Ctra. Valencia, 60 bajo. Motilla del Palancar (Cuenca) - España

969 331 987 / 646 475 640

info@quesosguijarro.com

Junta Comunidades Castilla- La Mancha

Proyecto cofinanciado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.
Empresa beneficiaria de las subvenciones de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha: Ayudas destinadas a la recuperación y fortalecimiento del comercio minorista de Castilla-La Mancha ante la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19
Actuaciones realizadas: Desarrollo de página con tienda online, plan de promoción online y gestión de redes sociales

Pago seguro Credit cards
Copyright © 2022. Quesos Guijarro.
Diseñado por tu equipo Im3diA comunicación🚀
Whatsapp

Bienvenida/o a la información básica sobre las cookies de la página web responsabilidad de la entidad: Quesos Guijarro.

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en tu ordenador, “smartphone” o tableta cada vez que visitas nuestra página web. Algunas cookies son nuestras y otras pertenecen a empresas externas que prestan servicios para nuestra página web.

Las cookies pueden ser de varios tipos: las cookies técnicas son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan de tu autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto.

El resto de cookies sirven para mejorar nuestra página, para personalizarla en base a tus preferencias, o para poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales. Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón ACEPTA TODO o configurarlas o rechazar su uso clicando en el apartado CONFIGURACIÓN DE COOKIES.

Si quires más información, consulta la “POLITICA COOKIES” de nuestra página web.

Aceptar Configurar Preferencias